Herrero-Baeza no consigue entrar en la final del British Boys

Publicado por el 25 agosto, 2017

Herrero-Baeza no consigue entrar en la final del British Boys

El golfista español cedió por 2up en semifinales ante el portugués Pedro Lencart

Miguel Ángel Herrero-Baeza se ha quedado a un solo paso de acceder a la gran final del British Boys, competición celebrada en el campo escocés de Nairn Dunbar Golf Club donde el portugués Pedro Lencart constituyó, en semifinales, un obstáculo inaccesible en el marco de un torneo en el que el golfista español ha rendido con enorme acierto en todo momento.

Ronda previa y cuadro de eliminatorias

El alicantino, único representante de nuestro país en competición después de cuatro jornadas, se enfrentó en la penúltima ronda, en primera instancia, en cuartos de final, al francés Pierre Pineau, verdugo de Alejandro Aguilera en dieciseisavos de final.

Miguel Ángel Herrero-Baeza materializó la venganza mediante ese juego repleto de serenidad y acierto que le ha caracterizado a lo largo de toda la semana de competición, dominando a su rival durante toda la primera vuelta antes de asistir a una reacción que situó al jugador francés por delante en el marcador entre los hoyos 11 y 13. Tras ese nuevo punto de inflexión, el choque pasó de nuevo a ser controlado por el español, que remató a su rival por 2up mediante dos birdies en los dos últimos hoyos.

El portugués Pedro Lencart, ya en semifinales, esperaba en el camino, un duelo asimismo espectacular que transcurrió durante casi todo el recorrido adherido a la igualdad.

No en vano, un oportuno birdie del golfista luso en el hoyo 15, después de que ambos jugadores se mantuviesen igualados replicando una y otra vez acciones acertadas desde el hoyo 7, supuso una mínima pero determinante diferencia, un hoyo de ventaja que se amplió finalmente a dos cuando Miguel Ángel Herrero-Baeza, elegante, concedió el último hoyo a su rival ante la imposibilidad de forzar un playoff de desempate.

Se da la circunstancia de que el portugués Pedro Lencart consiguió posteriormente el título en juego al superar en la gran final al alemán Falko Hanisch por 5/4.

Alejandro Aguilera y Miguel Ángel Herrero-Baeza superan los 1/32 de final

En la jornada del martes, una vez confeccionado el cuadro Match Play con los 64 mejores, Alejandro Aguilera y Miguel Ángel Herrero-Baeza lograron el pase a dieciseisavos de final tras mantener duelos muy intensos que supieron gestionar a la perfección para ganar en ambos casos en los últimos hoyos.

El proceso para determinar a esos 64 mejores fue duro, siendo precisa, tras la fase clasificatoria, una ronda previa entre veinte jugadores, dos de ellos los españoles Joan Tous y David Puig, que finalmente cedieron ante sus respectivos rivales, Matyas Zapletal y Harvey Byers, en el hoyo 19 y por 3/2.

Alejandro Aguilera, Miguel Ángel Herrero-Baeza y Eugenio López-Chacarra se libraron de esta enorme criba previa tras lograr el pase directo a la siguiente fase en las dos rondas clasificatorias.

Ya en 1/32 de final, Alejandro Aguilera remató una faena muy larga y trabajada superando al italiano Gianmarco Manfredi por dos hoyos. Tras llegar al 17 con uno de ventaja, en el 18 no hubo tiempo para la especulación y el español sentenció el partido después de una lucha titánica.

Por su parte, Miguel Ángel Herrero-Baeza también tuvo que remangarse y pelear cada golpe para llevarse la victoria en el hoyo 20 ante el inglés Harvev Byers.

Quien no superó este primer escalón en la carrera hacia el título fue Eugenio López-Chacarra en otro partido de gran intensidad que también se definió en el hoyo 20, pero esta vez a favor de su rival, el inglés George Saunders.

Dieciseisavos de final con dos españoles

Miguel Ángel Herrero-Baeza superó posteriormente los dieciseisavos de final para quedarse como único representante de nuestro país en competición tras la eliminación de Alejandro Aguilera. Ambos jugadores constituían las opciones españolas durante la jornada del viernes, momento del torneo donde el inglés Arron Edward-Hill y el francés Pierre Pineau se cruzaron en el camino.

Miguel Ángel Herrero-Baeza combatió con acierto desde el principio el juego del británico, siempre a la zaga, a corta distancia pero a remolque de las buenas acciones del jugador español, que acabó doblegando a su rival por 2/1.

Peor suerte corrió Alejandro Aguilera frente a Pierre Pineau. A pesar de que el madrileño llevó la iniciativa durante buena parte del enfrentamiento, no pudo evitar que una fuerte reacción del galo en la recta final del recorrido diese la vuelta al marcador, finalmente favorable a Pierre Pienau por 2/1.

Heroico partido en octavos de final

Ya en octavos de final, Miguel Ángel Herrero-Baeza protagonizó un partido heroico, consumando una sensacional victoria repleta de intensidad, buen juego y mucha fuerza mental.

El único español superviviente en la competición desde octavos de final desplegó todo su buen juego y demostró estar capacitado para todo después de dominar, y saber sufrir, en un encuentro dramático ante el francés Clement Charmasson.

El inicio del alicantino fue arrollador, con tres hoyos ganados en el primer tercio de partido gracias a dos birdies en los dos primeros hoyos y un bogey de su rival en el hoyo 6. A partir de ahí el español gestionó bien el desarrollo del choque para llegar al hoyo 12 con una ventaja de tres hoyos después de que el jugador francés cometiera bogey.

Fue en ese momento cuando pudieron pesar los nervios. Dos bogeys seguidos, en el 14 y en el 15,

cometidos por Miguel Ángel Herrero-Baeza abrían de nuevo el partido, lo que aprovechó el francés para hacer birdie en el 16 y dejar el encuentro igualado, momento más que preciso para medir la fuerza mental del jugador alicantino.

El par de ambos en el 17 determinó que todo se decidiese en el último hoyo, de manera que lo que había sucedido durante el partido se esfumó de un plumazo. Sin embargo, Miguel Ángel Herrero-Baeza no lo quiso olvidar y un birdie maravilloso sentenció el duelo para abrirle paso a los cuartos de final.

Adrián Otaegui, último ganador español

El palmarés español en esta prueba se incrementó en 2010 con la brillante victoria del hoy profesional Adrián Otaegui, que derrotó en la final al alemán Max Rottluf (4/3). Antes, en 2007, aumentó la cosecha española con el triunfo de Emilio Cuartero en Royal Porthcawl (Gales) ante el escocés Fraser Fotheringhram por 1up.

Previamente habían culminado tal hazaña Jesús López (1981), José María Olazábal (1983), Francisco Valera (1991), Sergio García (1997), Alfonso Gutiérrez (1999) y Pablo Martín (2001).

Sobre Jose Luis

Web Analytics Clicky