Renovación en la promoción de la Escuela Nacional Blume de Golf 2017-18

Publicado por el 21 septiembre, 2017

Renovación en la promoción de la Escuela Nacional Blume de Golf 2017-18

La Escuela Nacional Blume de Golf, tanto la ubicada en Madrid como la que desarrolla su trabajo en León, han sufrido una amplia renovación de cara a la temporada 2017-2018, hasta el punto de que nueve de los doce componentes del grupo de trabajo son nuevos en la capital de España y cinco de ocho se incorporan por primera vez en León.

 

Gonzalo Leal, Ignacio Puente, Elena Arias y las nuevas incorporaciones de Samuel Espinosa, Pedro Marín, Rodrigo Martín, Sandra Vázquez, Marina Escobar, Carmen Belmonte, Carla Tejedo, Patricia Garre y Amaia Ubide constituyen la promoción 2017-18 de golfistas que ha comenzado a trabajar en la Escuela Nacional Blume de Golf en Madrid, una hornada que cuenta, por cuarto año consecutivo, con una Escuela de Golf satélite en la ciudad de León, un grupo de trabajo adicional que constituye la base del golf español del futuro.

 

En este último caso, los componentes seleccionados para desarrollar su trayectoria deportiva y académica en la ciudad leonesa son Pablo Hualde, Alejandro Nimo, Jon López-Lanchares –los tres con experiencia del año pasado–, Javier Barcos, Natalia Aseguinolaza, Nieves Martín, María Villanueva y Adriana Iribarren, estos cinco últimos novedades con respecto a la promoción anterior.

 

El Centro Nacional y el Centro de Excelencia, a su servicio

 

Por decimotercer año consecutivo, los entrenamientos diarios del grupo de Madrid se realizan en el Centro Nacional de Golf, una de las múltiples finalidades para las que fue concebido.

 

Además, todos los componentes de la Escuela Nacional tienen a su disposición, desde el comienzo de la temporada, el Centro de Excelencia del Golf, una instalación de vanguardia, ubicada en la cancha de prácticas del Centro Nacional en Madrid, construida con el objetivo de aumentar el número de jugadores españoles entre los 100 primeros del Ranking Mundial tanto en el ámbito amateur como profesional.

 

Con un palmarés conjunto muy destacado, que incluye un buen número de títulos nacionales e internacionales del máximo prestigio, la nueva promoción de la Escuela Nacional Blume de Golf tiene entre sus componentes más laureados a los sevillanos Gonzalo Leal e Ignacio Puente, al gaditano Pedro Marín o a la asturiana Elena Arias.

 

El primero de ellos, campeón de España Infantil 2014 y vigente subcampeón de España Sub 18 entre otros éxitos, formó parte del equipo español que ganó la medalla de plata en el reciente Campeonato de Europa Sub 18 Masculino. Por su parte, su compañero de club Ignacio Puente se distinguió en 2015 como el primer español en conseguir el triunfo en el Internacional de Inglaterra Sub 16, uno de los pocos títulos europeos que le faltaban al palmarés del golf español.

 

El gaditano Pedro Marín es el vigente campeón de España Sub 16, mientras que la asturiana Elena Arias se impuso recientemente en el Internacional de España Femenino Stroke Play como punta de lanza de una brillante trayectoria.

 

Buenas clasificaciones, al borde de la victoria, en distintos torneos de carácter nacional e internacional, al margen de repetidas participaciones en los equipos nacionales caracterizan la trayectoria de la mayor parte del resto de componentes de la Escuela Nacional de Golf Blume ubicada en Madrid.

 

Un equipo técnico, físico y psicológico a su disposición

 

Preparación técnica –a cargo de Salva Luna, Kiko Luna y Álvaro Salto–, física y psicológica, estas dos últimas parcelas bajo la responsabilidad de Francisco Fernández y Óscar del Río, constituyen el exhaustivo programa de trabajo, todo ello al tiempo que estudian y sacan adelante sus respectivos cursos merced a una distribución horaria que compatibiliza ambas actividades, un sólido equipo que se completa con Ignacio Gervás y Laura Moreno como Director Técnico y Coordinadora de la Escuela Nacional Blume de Golf en Madrid, respectivamente.

 

Compatibilidad formativa y deportiva

 

El planteamiento vuelve a ser, un año más, unidireccional: formar buenas personas y deportistas gracias a un plan de actividades desarrollado en instalaciones punteras que permiten la práctica del golf al más alto nivel.

 

Estas becas están dirigidas en exclusiva a jugadores jóvenes que tienen, según los criterios técnicos de la RFEG, una proyección deportiva relevante, teniendo muy en cuenta que para la renovación de las citadas becas es fundamental que el alumno supere el curso lectivo.

 

Asimismo, todos los integrantes de la Escuela Nacional Blume en Madrid asisten diariamente a sus clases correspondientes, como cualquier otro alumno, en un centro concertado especializado que permite compatibilizar horarios con los entrenamientos técnicos matinales (de 11:00 a 14:00 horas) y físicos vespertinos.

 

Para mantener el tono competitivo al más alto nivel, la RFEG promueve que estas jóvenes promesas participen todos los fines de semana que se pueda en diversas competiciones. Además, todos ellos son sometidos a un exhaustivo reconocimiento médico y psicológico, cuyos resultados y posibles tratamientos o cambios en la dieta, para obtener un mayor rendimiento a todos los niveles, son comunicados a sus familias.

 

León, de nuevo sucursal de la Escuela Nacional de Golf

 

Por cuarto año consecutivo la Escuela Nacional de Golf de León se convierte en otro semillero de jóvenes jugadores como lo ha venido siendo en los últimos lustros la Escuela Nacional de Madrid.

 

La creación de la Escuela Nacional de Golf de León, que data de 2014, supone una magnífica oportunidad para aquellos jugadores que no han tenido la ocasión de entrar en la Blume madrileña, ya que sus integrantes siguen exactamente el mismo programa que sus compañeros de la capital de España.

 

En este proyecto, en el que también participan de forma conjunta con la RFEG las distintas Federaciones Autonómicas y el Consejo Superior de Deportes, se pone a disposición de los jugadores seleccionados formación deportiva en las instalaciones del Centro de Alto Rendimiento de León y académica en el Colegio Leonés, un centro con más de 100 años de historia que ha sido tradicionalmente germen de grandes deportistas, dos auténticas referencias en la zona.

 

El Centro de Alto Rendimiento permite realizar trabajo bajo techo en jornadas de climatología adversa, mientras que el Club de Golf de León posee un campo de reconocido prestigio con una cancha de prácticas y un putting green de grandes dimensiones.

 

La Escuela Blume de León acoge en la presente temporada a jugadores de entre 15 y 17 años que han sobresalido en los últimos cursos: los navarros Pablo Hualde, Javier Barcos y Adriana Iribarren, el gallego Alejandro Nimo y los vascos Jon López-Lanchares, Natalia Aseguinolaza, Nieves Martín y María Villanueva.

 

La parcela técnica es responsabilidad del profesional Jorge García, la preparación física corre a cargo de Álvaro Gil, mientras que la coordinación reside en Alberto Díaz Bravo. Los golfistas, además, trabajan la parcela psicológica con Óscar del Río, un grupo de trabajo que cuenta con la dirección técnica de Ignacio Gervás, Director Técnico Deportivo de la RFEG.

 

Sobre Jose Luis