PHIL MICKELSON Y OTROS GOLFISTAS DE LIV SE RETIRAN DE LA DEMANDA CONTRA LA PGA

Phil Mickelson y otros tres golfistas de LIV se retiraron de una demanda antimonopolio contra el PGA Tour.

Mickelson y otros 10 jugadores afiliados a LIV habían presentado una demanda contra el PGA Tour en agosto. Esto fue después de que el tour los suspendiera por su participación en la liga rival LIV Golf. La demanda alegaba que las suspensiones del PGA Tour eran anticompetitivas.

Jonathan Grella, un representante de LIV Golf, dijo que la demanda siguen su curso judicial y que LIV continuará con el caso.

El PGA Tour se negó a comentar.

Talor Gooch, Hudson Swafford e Ian Poulter también desestimaron sus reclamos contra el PGA Tour. Un expediente judicial presentado el martes ante el Tribunal de Distrito de EE. UU. para el Distrito Norte de California así lo confirmó. Por su parte, Mickelson desestimó su reclamo en una presentación separada.

“Con la participación de LIV en estos temas, los derechos de los jugadores estarán protegidos y ya no siento que sea necesario que yo sea parte de los procedimientos”, dijo Mickelson en un comunicado proporcionado a través de LIV Golf.

Los otros tres jugadores también expresaron su confianza en que LIV estaba llevando a cabo adecuadamente las demandas antimonopolio.

El Departamento de Justicia también está investigando al PGA Tour por posibles violaciones antimonopolio relacionadas con LIV Golf.

Cuando se presentó inicialmente la demanda, el comisionado del PGA Tour, Jay Monahan, mantuvo la decisión de suspender a los jugadores afiliados a LIV.

“Permitir el reingreso a nuestros eventos compromete el TOUR y la competición en detrimento de nuestra organización, nuestros jugadores, nuestros socios y nuestros fanáticos”, escribió Monahan en un memorando a los miembros del tour.

LIV Golf también ha sido objeto de escrutinio. La liga está financiada en parte por el Fondo de Inversión Pública Saudita, controlado por el príncipe heredero de Arabia Saudita. Mickelson ha sido criticado por su afiliación al reino y ha reconocido las violaciones a los derechos humanos cometidas por el país.

Los críticos también han calificado a la liga como un intento de «lavado deportivo» para mejorar la imagen de Arabia Saudita.

A principios de este mes, el director ejecutivo de LIV Golf, Greg Norman, visitó el Capitolio para «educar a los miembros sobre el modelo comercial de LIV y contrarrestar los esfuerzos anticompetitivos del Tour», según Grella.