AZAHARA MUÑOZ: “QUIERO JUGAR LA COPA SOLHEIM EN 2023”

2023 es un año significativo para Azahara Muñoz.

Azahara Muñoz lleva toda su vida cumpliendo sueños. Desde sus primeros intentos de golf amateur en torneos federativos hasta los eventos internacionales también como amateur que disputó a ambos lados del Atlántico. Ya sea en los links que acogen el Campeonato Femenino Amateur. O el British Ladies Amateur o en los campos que la vieron ganar el campeonato individual de la NCAA o la recibieron como parte del equipo en la  PING Junior Solheim Cup .

La jugadora malagueñoa se convirtió en profesional en 2009. Y siguió sumando triunfos y conquistando títulos. Se convirtió en la primera española en conseguir la continuidad en una competición tan exigente como la Solheim Cup, ganándose la confianza de cuatro capitanas distintas (2011, 2013, 2015 y 2019). Con elló abrió la puerta a Carlota Ciganda, amiga inseparable, desde 2013, el año del debut de la navarra.

2011 Primera Solheim

Azahara Muñoz debutó en 2011 en la Solheim Cup celebrada en Irlanda, en Killeen Castle. Era un momento delicado para las  golfistas del LET . Tras tres derrotas consecutivas, Alison Nicholas, la capitana europea, tiraba a la cantera con seis jugadoras menores de 27 años.

Entre ellas: Melissa Reid, Anna Nordqvist, Christel Boeljon, Caroline Hedwall, Sandra Gal y Azahara Muñoz, las tres últimas elegidas por ella. Aunque cinco de estos seis eran novatos, ya habían actuado en el LPGA Tour y habían forjado relaciones inquebrantables viviendo fuera de casa.

Azahara tuvo el mejor comienzo posible, superando a Stacy Lewis y Angela Stanford en los foursomes del primer día con Catriona Matthew. Y empatando al día siguiente con Cristie Kerr y Paula Creamer. Otra fuerte pareja estadounidense. Después de perder con Maria Hjorth en los cuatro bolas del segundo día ante Paula Creamer y Brittany Lincicome, Europa estaba empatada en la sesión de individuales, generalmente favorable a las estadounidenses.

En la última jornada, con una heroica remontada de Hedwall, Muñoz y Pettersen, Europa confirmó la victoria cuando Azahara hizo birdie en el hoyo 17 del campo irlandés ante Angela Stanford.

Colorado 2013

Tras el magnífico triunfo en Irlanda, la edición de 2013 se disputó en el Colorado Golf Club. Algo histórico para el golf español por la presencia de tres jugadoras españolas en el equipo capitaneado por Liselotte Neumann. Carlota Ciganda, Azahara Muñoz y Beatriz Recari lograron siete puntos de los diez que jugaron y le dieron a Europa el 38% de los puntos que subieron al marcador europeo. 

Más allá de los números, su aportación fue decisiva en la primera victoria de Europa en suelo americano, aunando determinación, calidad y solidez para ganar por primera vez en Estados Unidos y acabar con la mayor diferencia en la historia de la Solheim Cup: 18 a 10 para Europa. Además, Azahara Muñoz y Carlota Ciganda revivieron los mejores recuerdos de su etapa en las selecciones nacionales donde fueron una dupla histórica en cuartetos sin que nadie les ganara.

“Sabíamos que podíamos hacerlo, pero una cosa es pensar que puedes hacerlo y otra es ganar. Es simplemente increíble. Es muy difícil ganar en Estados Unidos con el público en contra, por eso nunca antes había pasado”, explicó Muñoz. “Queríamos la Copa. Queríamos ganar en Estados Unidos por primera vez. Pero creo que lo más importante es que queríamos ganar para Lotta (Liselotte Neumann, la capitana europea). Es genial estar a su lado, nos hizo sentir muy cómodos. Ella realmente se lo merecía. Todos lo estábamos pensando y queríamos hacerlo por ella”, recuerda Azahara.

Y también en 2015

En 2015, por tercera edición consecutiva, Azahara Muñoz volvió al equipo capitaneado esta vez por Carin Koch, pero Estados Unidos se alzó con una victoria muy igualada por un punto. La jugadora malagueña tendría que esperar cuatro años, hasta la edición de Gleneagles, para quitarse el sabor amargo de aquella derrota en Alemania.

Independientemente de las compañeras con las que haya formado pareja en el torneo, Azahara Muñoz tiene claro cuál es para ella el principal atractivo de la Solheim Cup: “Lo mejor es el equipo. Me encanta jugar en equipo y me llevo la experiencia, las cenas, las vivencias, los partidos con mis compañeros. Me encanta todo lo que pasa en el vestuario. Hablo con los americanos y no son así. Somos un equipo increíble, todos nos llevamos muy bien y todos nos apoyamos. Es increíble lo unido que está el equipo, lo bien que te llevas con los jugadores, sobre todo con los que estás emparejado”, resume Muñoz.

Su ausencia en el equipo que ganó en Ohio en 2021 le ha permitido “disfrutar” de otra faceta de la competición y estar pendiente de lo que arrastra la Solheim Cup en la actualidad.

“Ahora hay más repercusión mediática en torno a la competición y lo he notado mucho viéndola desde el otro lado y siguiéndola por televisión y redes sociales. El hecho de que la final fuera tan reñida también ayudó, por supuesto” , explicó.

A la espera de su primer bebe

Ahora, Azahara Muñoz espera su primer hijo, circunstancia que provocará un inevitable parón en su carrera, pero la malagueña tiene claro que luchará por estar en la primera Copa Solheim que se disputa en España.

“No sé cómo serán las cosas porque mi vida será muy diferente cuando tenga a mi hijo, pero quiero jugar la Copa Solheim en 2023. Sería mi sueño. Probablemente sería el último, me estoy haciendo mayor, pero jugar otra Copa Solheim en el 2023 y hacerlo en casa sería increíble, porque eso significaría que también habría jugado bien ese año. No tendré mucho tiempo para calificar, pero voy a hacer todo lo posible para estar allí”.

En cuanto al ambiente en  Finca Cortesín  y los atractivos que ofrece Andalucía y la Costa del Sol para que la Solheim Cup de 2023 sirva de punto de inflexión, como lo fue la Ryder Cup celebrada en 1997 en Valderrama, Azahara lo tiene muy claro: “La 1ª El tee de Finca Cortesin va a ser una locura y los españoles van a hacer mucho ruido”, dice Muñoz.“Por otro lado, la Costa del Sol es un lugar que todo el mundo quiere visitar. Cuando digo que soy de Marbella casi todo el mundo en Estados Unidos sabe dónde está. Es un destino que la gente quiere visitar, vengan de Europa o América. Finca Cortesin es un gran campo y va a ser muy bien cuidado. Es un gran campo para jugar partidos, traerá mucha emoción y colocará a España en la cúspide del juego . 

Solo queda esperar que el sueño de Azahara Muñoz de 2023 se haga realidad. Escuchar a la multitud coreando su nombre en el tee 1 será el mejor prólogo posible a una edición histórica de la Solheim Cup del ya no tan lejano 2023.

Fuente : L.E.T.