CUARENTENA COVID-19 Y GOLF EN TAILANDIA

Tailandia está comercializando media docena de exuberantes campos de golf verdes como centros estatales de cuarentena para turistas extranjeros mientras el sudeste asiático busca reabrir gradualmente su industria turística.

El gobierno aprobó seis resorts de golf, incluidos tres en la provincia de Kanchanaburi. En ells los clientes pueden disfrutar del juego y deambular libremente dentro de las instalaciones en lugar de confinarse en sus habitaciones. Hay que recordar que en Tailandia existe una cuarentena obligatoria de dos semanas, según el Ministerio de Turismo de Tailandia.

El turismo se ha reducido notablemente

La cuarentena de golf es el último esfuerzo de las autoridades tailandesas para atraer a los turistas extranjeros en medio de una nueva ola de infecciones por Covid-19. Esto después de que las ofertas anteriores de visas especiales de larga duración provocaron una respuesta poco halagüeña. La pandemia ha devastado la industria turística de Tailandia. Esta generó más de 60 mil millones de dólares en ingresos de los casi 40 millones de visitantes de 2019. Y representó aproximadamente una quinta parte del producto interior bruto de la nación.

Los futuros aficionados al golf que planeen viajes a Tailandia necesitarán visas, seguro médico y de viaje, así como un certificado de entrada, según un anuncio del gobierno.

«Tailandia sigue siendo un paraíso para los golfistas incluso durante la pandemia de Covid-19″, comentaron las autoridades de turismo. «Con menos jugadores en los campos, ahora es más fácil reservar horarios de salida. Y el ritmo de juego es mucho más rápido que nunca con menos desgaste durante el último año».

Los resorts aprobados incluyen un campo de par 72 en Mida Golf Club en Kanchanaburi. Y también un campo de 18 hoyos en Artitaya Golf & Resort en Nakhon Nayok.