https://golfhoyoahoyo.es/wp-content/uploads/ghh-920x90-jovenes.gif

Kisner consigue el WGC-Dell Technologies Match Play

Publicado por el 1 abril, 2019

Kisner consigue el WGC-Dell Technologies Match Play

 

El joven jugador estadounidense de 35 años  Kevin Kisner, ha conseguido el mayor triunfo de su carrera profesional al vencer en el WGC-Match Play celebrado en Houston, Texas, y dotado con una bolsa en premios de 10.700.00 dólares.

Para conseguir el preciado trofeo de ganador, Kisner tuvo que vencer  a Tony Finau, Keith Mitchell y  un  playoff contra Ian Poulter. A partir de ahí, Haotong Li, Louis Oosthuizen y Francesco Molinari, fueron sus víctimas, antes de  enfrentarse en el partido final a Kuchar, y luchar por la preciosa jarra de porcelana.

Algo parecido le ocurrió el año pasado para conseguir  el campeonato, derrotando a Poulter (8 y 6, nada menos) y Alex Noren, ambos básicos en el Equipo Europa de la Ryder Cup, así como a Kuchar, a quien derrotó, 3 y 2, en el domingo. final en el Austin Country Club.

Según declaró posteriormente en la sala de prensa,»Es lo más divertido que probablemente haya jugado al golf en una semana»Aunque el WGC-Match Play es siempre uno de los eventos más exigentes de Tour para ganar, tanto física como mentalmente, Kisner soportó 120 hoyos en el viento y el frío en su camino hacia la victoria. Sus primeros dos partidos de la semana, incluida una derrota inicial contra Poulter, fueron muy lejos y necesitó tres hoyos adicionales en un play off con el inglés solo para clasificarse para las eliminatorias.

Junto con el desgaste normal de los partidos, el jugador de 35 años también tuvo que cargar con el peso de la decepción del año pasado. Después de pasar al último partido, el juego de Kisner lo abandonó contra Bubba Watson.

«Fue simplemente lamentable», dijo Kisner tras la derrota de 7 y 6, y agregó que se sentía «indefenso».

Hubo un destello de un momento al principio de su duelo por el título con Kuchar cuando parecía que podría repetirse la misma situción del año anterior

«Sentí que algo estaba mal si salía y jugaba como lo hice». «No me pareció un capricho», dijo Kisner sobre su derrumbe final del partido en 2018. «Esa fue la parte más difícil de superar, ¿hay algún problema con mi swing de golf y mis cambios?» Y trabajar a través de eso fue lo más difícil en el lado mental «.

Pero ganó el sexto y séptimo hoyo con birdies a la par de Kuchar, y lideró el resto del camino con el tipo de juego que, como señaló Westwood, se realizó para un campo como Austin Country Club o Le Golf National.

En cuanto a  la última edición de la Ryder Cup, declaró»Le di a [Furyk] ninguna razón para elegirme». «No estaba en forma para ir allí. Sé que el campo de golf me quedaba perfecto. ¿A quién iba a sacar? ¿Iba a dejar a Phil en casa y llevarse a Kiz? Nadie va a hacer eso, ¿verdad?

Ni Furyk ni Kisner tienen ninguna razón para mirar hacia atrás ahora, pero hay una lección que aprender. Mirar más allá de Kisner, o Kuchar, un ganador dos veces ya esta temporada en el Tour, para el caso, por una elección sexy o más convencional nunca debería ser una opción para un capitán estadounidense.

Fuentes: Agencias y redacción

Sobre Jose Luis Barbero