KOEPKA PUEDE PERDERSE GRAN PARTE DE LA TEMPORADA

Koepka puede perderse gran parte de la temporada. Brooks Koepka no parece que vaya a regresar pronto a la competición , lo que hace pensar que su regreso al Masters del próximo mes parece cada vez más dudoso.

Koepka publicó una serie de fotos en Twitter el pasado domingo, entre ellas, una imagen de su rodilla derecha vendada, una de Koepka con muletas y otra del golfista en una cinta antigravedad.

Más tarde, el propio golfista confirmaba que se había sometido a una cirugía en la rodilla derecha el pasado16 de marzo.

El cuatro veces ganador del Major no ha jugado desde que empató por el segundo puesto en el WGC-Workday Championship. Se retiró de The Players con una «lesión en la rodilla derecha», según su agente, quien aseguró que el jugador, que había luchado contra las lesiones en la rodilla izquierda y la cadera durante gran parte de los dos años anteriores, y asegurando que»consultaría más con los médicos … para recibir una evaluación y una perspectiva más amplia «.

Koepka comentó que le diagnosticaron «una dislocación de la rótula derecha y lesión del ligamento». Y que por supuesto, su prioridad en este momento estaba en recobrar la mobilidad de su rodilla al 100% antes de acudir al Masters.

No hay duda que puede perderse gran parte de la temporada, pues es consciente que si sus rodillas no quedan bien, su vida profesional como golfista puede acortarse o quedar truncada definitivamente.

También recibió tratamiento en Octubre 2019

Ya en Octubre 2019 , Koepka comunicó que se había sometido a un tratamiento con células madre para reparar un tendón rotuliano parcialmente desgarrado en su rodilla izquierda llevandose a cabo en Orlando, Florida, tras el Tour Championship.

«La operación la seguí por una pantalla de telvisión en el quirófano, y probablemente fue una de las cosas más dolorosas», dijo. «Estaba gritando cuando lo hicieron».

Koepka cojeó y trató de mantenerse en pie durante tres días antes de comenzar las cuatro semanas de rehabilitación que le aguardan. Después siguió trabajando en su juego de golf para recuperar el toque mágico que lo convirtió en el número 1 del mundo.

El jugador declaró en Las Vegas antes de comenzar el Shriners que se estaba preparando para el torneo , a sabiendas de que sus rodillas eran su punto débil, como le ha vuelto a suceder. Por esta razón Koepka puede perderse gran parte de la temporada. Y a mi punto de vista es lo más sensato que puede hacer pues todavía tiene muchos años de carrera por delante.