Natalia Escuriola brilla en el comienzo del Europeo Absoluto Femenino por Equipos

en el comienzo del Campeonato de Europa Absoluto Femenino por Equipos que se celebra esta semana –hasta el 12 de julio– en el campo de Diners G & CC (Eslovenia).

El sobresaliente registro de Natalia Escuriola, el mejor de todas las participantes junto a la danesa Cecilie Bofill y la suiza Kim Metraux, asimismo con una vuelta de 67 golpes, ha contribuido de forma decisiva a que España ocupe posiciones de privilegio al término de la primera jornada de la ronda clasificatoria –en concreto la quinta plaza–, fase de la competición donde es imprescindible acabar entre los ocho primeros para optar a la victoria en juego en las posteriores eliminatorias en pos del título.

Domina el torneo, por el momento, Inglaterra con un acumulado de 352 golpes, seguido por Suecia (354), Italia (354), Suiza (355) y España (356).

Cuatro bajo par de Natalia Escuriola

Natalia Escuriola rubricó 8 birdies a lo largo de la jornada, una continua demostración de acierto rota sólo en dos puntos del recorrido, un triple bogey en el hoyo 5 y un bogey en el 15 que impidieron que su ya de por si notable resultado fuese aún más destacado.

Al margen de Natalia Escuriola, el equipo español se nutrió del buen hacer de Noemí Jiménez y Luna Sobrón, ambas al par, con 71 golpes, un tope que no cumplió por muy poco Marta Sanz, en la casa club con 72 golpes.

Además, también puntuó para el combinado español la balear Nuria Iturrios, 75 golpes que añadir al cómputo general del equipo, siendo descartada la tarjeta de Camilla Hedberg, vigente campeona de España Absoluta, que no encontró la fórmula (78 golpes) para desbrozar las dificultades del recorrido esloveno en esta primera jornada.

Un equipo de garantías para optar al sexto título europeo

El cuadro español está formado por la andaluza Noemí Jiménez, la catalana Camilla Hedberg, la madrileña Marta Sanz, la castellonense Natalia Escuriola, y las baleares Luna Sobrón y Nuria Iturrios, con la capitanía de Mar Ruiz de la Torre y el aporte técnico de Marta Figueras-Dotti.

España ya sabe lo que es ganar este torneo en cinco ocasiones (1995, 2003, 2005, 2007 y 2013) y su balance en los últimos años es más que positivo: medalla de bronce en 2008, cuarta clasificada en 2009 y plata en 2010 y 2011. Inglesas y alemanas lideran el palmarés con ocho triunfos.

El último triunfo español llegó el año pasado en Fulford Golf Club (Inglaterra), donde derrotó en la gran final a Austria por 5-2. España, sólo superada en la fase previa por Dinamarca antes de las eliminatorias por el título, desarrolló un torneo modélico, exhibiendo en todo momento una imagen de solidez y unidad digna de elogio.

El formato de competición establece dos jornadas stroke play (juego por golpes) que permiten establecer una clasificación antes de disputar las diversas eliminatorias por el título. Es condición indispensable ocupar una de las 8 primeras plazas en la fase previa para optar al título en juego.

Este torneo se disputaba de forma anual hasta 2011, cuando la European Golf Association (EGA) decidió que el torneo fuese bianual, de ahí que en 2012 no se celebrase. Un nuevo cambio de normativa le devolvió la condición de anual desde 2013.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *