Tiger a punto para el Masters

Publicado por el 31 marzo, 2018

Tiger a punto para el Masters

 Créalo o no, el gran Tiger Woods ha regresado. Saludable y competitivo. Atrayendo siempre a un público seguidor y fiel  en todos los eventos donde compite e incrementando los ratings notablemente en la televisión como nos tiene acostumbrado. Su juego, cada vez más contundente y seguro  lo confirma, y su magia se ha hecho notar, desde el tee, en los fairways, sobre los greens e incluso saliendo de búnkers y rough, sencillamente, física, técnica y mentalmente, Tiger Woods está de vuelta.

El golfista de 42 años con cuatro operaciones quirúrgicas  en la espalda, y  desde hace cinco años sin conocer la victoria. Cuestionado públicamente si regresaría alguna vez a jugar golf profesional de nuevo, ahora las apuestas le  dan como favorito para ganar el Masters Tournament. ¿Lo conseguirá?

Según Steve Wilson , “suena improbable, pero el tren de Tiger Woods está en camino,” y es totalmente factible que eso pueda pasar. Si es estimulado por la nostalgia de su mejor época del pasado o si es una evaluación acertada del presente, está abierto a debate, aunque también puede ser una combinación de ambas motivaciones, el romanticismo de ver ganar de nuevo al favorito de todos en su última batalla, al más ganador de la era moderna, tal vez sea para justificar tal optimismo.

Tiger calienta las acciones del Masters No. 81

Después de conseguir el segundo puesto en el Valspar Championship de PGA en Tampa, y la primera jornada con un magnífico 68 en el Arnold Palmer Invitational, Woods se presenta como una mejor apuesta que el defensor, el español Sergio García, que el nº. 1 del mundo Dustin Johnson y que el resto de  jugadores para conseguir su quinta Chaqueta Verde en Augusta National Golf Club.

Yo jugué con Tiger en el Hero World Challenge en Bahamas en diciembre, y puedo decir que él está muy bien preparado, ha trabajado más su juego,  y estaba entusiasmado por competir de nuevo,” manifestó el sueco Henrik Stenson, que finalizó a cinco golpes  de Woods en el Arnold Palmer Invitational, agregando, “Pienso que ahora está totalmente  preparado, tanto física como mentalmente para optar a cualquier torneo que compita. 

El éxito y el declive de Tiger Woods está sobradamente comentado ,” comenta  Wilson en su publicación, donde la figura del californiano  ha sido referencia del golf mundial durante  más de una década, con 79 victorias en el PGA Tour(Líder Sam Snead/ 82) y 14 de ellos son majors entre 1996 y 2013 (Líder Jack Nicklaus/ 18). “Hasta que llegó su problema  familiar ,” insiste Wlson, “la rotura de su matrimonio y las batallas por las drogas con prescripción facultativa. Tuvo que reconstruir su vida, ha tratado lo mismo con su cuerpo y su juego.

Tiger calienta las acciones del Masters No. 81

Tal vez es  un poco prematuro, pero  sus declaraciones denotan seguridad y confianza, como claro en sus limitaciones y sus recursos.Sin embargo, la mayoría de sus seguidores, los organizadores del evento, como aquellos encargados de la venta de los derechos de televisión, no sólo lo creen muy posible, sino que lo desean profundamente. Woods no ha ganado un major desde el 2008, y la última vez que ganó en Augusta fue en el 2005. Los expertos opinan que ahora su juego es mas efectivo y certero que nunca, aunque no ha pasado suficiente tiempo como para confirmar que su renacimiento sea creíble a largo plazo. Su cuerpo, sin embargo, independientemente de lo  bien pueda parecer a simple vista, más delgado y mas suelto de de movimientos, nunca más será lo que fué. “Pero hay factores en su favor que piden una seria consideración. Llámenlo el ‘Factor Tiger.’ Tan efímero como ese concepto pueda lucir, lleva bastante peso,” destaca Wilson en su artículo

Ahora, imaginémonos por un momento,” nos comenta Wilson, “Woods siendo parte de la última partida en Augusta National, con el acecho de su presencia en los líderes en sus espaldas, con un público volcado a su favor en todo momento. Johnson, Jordan SpiethJustin Thomas y Jon Rahm son estupendos golfistas, pero de estar en esas circunstancias, se encontrarían en territorio desconocido, con un Tigre en corriendo detrás de ellos, en cuyo caso se les perdonaría por marchitarse ante tal presión, apartando que él (Tiger) ama Augusta, con cuatro victorias ha tenido sus mejores momentos, donde incluso si su poder declinara, sólo dos veces en las últimas nueve apariciones terminó fuera del Top-6. 

Los desafiantes greens exigen más juego corto de los jugadores que el disparo desde el tee, dados los generosos fairways y sin un rough penalizante que iguala las cosas entre los pegadores fuertes y aquellos, como la nueva versión de Woods, cuyo driver no es precisamente uno de sus fuertes. “Por otro lado,” expone Wilson, “Thomas, Johnson, Spieth y un Rahm en condiciones, serían los contendores a derrotar sin la edad encima, remendada con una rodilla reconstruida y varias operaciones en la espalda podrían considerarse sus iguale

Sin embargo, “la conversación es sobre Tiger Woods,” continúa Wilson, lo cual de por si ya “es una transformación excepcional, tomando que hasta hace poco se escribían obituarios sobre su destino en cada intento fallido de su retorno.

Sus fanáticos y los apostadores de Las Vegas, están queriendo más, y de nuevo, de que tengan la razón, sigue siendo un tema a debatir. De cualquier modo, la parpadeante llama de Woods, hace tiempo pensada extinguida, incluso si no es más que eso, hace de éste uno de los más anticipados Masters de los últimos tiempos,” concluye Wilson en su exposición sobre el favoritismo de Tiger para esta edición del primer major del año.

Woods terminó su actuación en el 2018 Arnold Palmer Invitational con ronda final de 69 (-3), de lo que pudo haber sido mucho menos. Tiger iba en 5 bajo-par por el hoyo 15, con 6 birdies era la ronda del día en ese momento, poniéndose a un golpe de los co-líderes Rory McIlroy y Henrik Stenson, pero su golpe en fuera de límites en el 16 terminaron con sus aspiraciones al noveno título de este evento, seguido del tercer bogey en el 17. “

Tiger calienta las acciones del Masters No. 81

Tiger cerró con 278 (-10/ 68-72-69-69)  para empatar el quinto lugar de la edición número 40 de este evento (edición 52 en su historia) en el Bay Hill Club & Lodge par-72, una de las joyas del calendario del PGA TOUR y uno de los eventos más respetados del circuito por llevar el nombre de esa gran leyenda del golf mundial, acumulando un total de 20 birdies en la semana, enfrentado a 7 bogeys y un doble el primer día.

Si Uds. me hubieran dado esta oportunidad en diciembre o en enero, la hubiera considerado sin pensarlo,” dijo Woods sobre su juego en el último mes, “todo era desconocido, Yo no sabía cómo me iba sentir, qué era lo que iba hacer, qué swing iba hacer. Especialmente en Torrey Pines, ¿volvería el rough a causarme el mismo dolor del año pasado?, no lo se. Pero habiendo pasado por eso he mejorado algo, más afinado y he trabajado  más y mejor.

De esta manera, Tiger Woods entrará al Masters de favorito número 1 con 3 Top-12  en sus últimas tres participaciones, algo que no pasaba desde el 2008, con lo cual se coloca en el puesto 35 de la Copa FedEx con $ 1.121.685, de ganancias como resultado de cinco eventos en lo que va de año, pasando el corte en cuatro de ellos, con 4 Top-25, actualmente ubicado de 5to en lo que va de temporada en score promedio con 69.474 (17 Rds/ Mejor 67 en Valspar), sin embargo, aunque asciende en el OWGR, se encuentra ahora en el puesto 149.

Destacan dos cifras sobremanera a favor de Tiger, ambas en la tercera ronda  del Honda Classic, la primera es que ese día dió un golpe  desde el tee del hoyo 10 de 361 yardas, muy bueno para un jugador de  de 42 años con cuatro cirugías en la espalda, y la segunda del mismo día, es el registro de la velocidad de 128.42 mph en la cabeza del driver, liderando ese departamento en el PGA Tour desde que se lleva ese registro en el 2007, y en promedio, la velocidad del swing de Tiger esta temporada se ubica en el puesto 4to, detrás de Brandon Hagy (No. 1), Keith Michell (No. 2) y Tony Finau (No. 3), delante de Dustin Johnson (No. 5) y Rory McIlroy (No. 6), estadística respetablemente curiosa. Tiger también se le observó una destacada actuación en el Honda Classic liderando el segmento de la proximidad al hoyo (29’3”), mostrando gran habilidad con los hierros, así como se mostró muy sólido en los puntos ganados yendo a green.

 

FuentesPGA Tour / ABC Australia / CBS Sports / Golf Digest

Sobre Jose Luis

Copied!