AUGUSTA Y LA TRADICIONAL CHAQUETA VERDE

Augusta 2020 acaba de comenzar, y como cada año el ganador recibirá la famosa chaqueta verde. Uno de los premios más codiciados en el mundo del golf. Vamos a conocer la historia y algunos detalles sobre la tradicional chaqueta verde.

¿Desde cuando se otorga?

Además del premio en metálico, el ganador del torneo de Augusta recibe una chaqueta verde distintiva. La tradición comenzó formalmente en el año 1949. Desde ese año el Club entrega la chaqueta en una ceremonia oficial.

La tradición había comenzado años antes, cuando se otorgaba al ganador del torneo, pero a partir de esta fecha, las imposición de la chaqueta verde están oficializados.

Como sabemos, la chaqueta verde es el atuendo oficial que usan los miembros de Augusta National, mientras se encuentran en los terrenos del club. De esta forma, cada ganador del Masters se convierte en miembro honorario del club, y por tanto, obtiene su correspondiente chaqueta.

La ceremonia que es televisada desde hace muchos años, y discurre de la siguiente manera; el destinatario de la chaqueta verde, la recibe dentro de la cabaña Butler poco después del final del torneo. Y la presentación en público es una repetición de esta ceremonia en el campo cerca del green 18 frente a este.

Los ganadores tienen el derecho de conservar su chaqueta durante el año posterior a su victoria. Después la deben devolver al club para que se la pongan siempre que estén presentes en los terrenos del club. Sam Snead fue el primer campeón de Augusta en recibir la chaqueta verde después de obtener su primer título de Masters en 1949.

No sale de Augusta

La chaqueta verde solo puede ser retirada del campo de Augusta National por el campeón reinante, después de lo cual debe permanecer en el club. Las excepciones a esta regla incluyen a Gary Player, quien en su alegría de ganar se llevó por error su chaqueta a Sudáfrica después de su victoria de 1961. Pero fiel al espíritu de la regla, nunca ha usado la chaqueta fuera del club.

Otro golfista que se saltó la regla fue Seve Ballesteros quien, en una entrevista con Peter Alliss desde su casa de Pedreña, mostró una de sus dos chaquetas verdes en su sala de trofeos.

Por último Henry Picard retiró su chaqueta del club y la tuvo en su armario. La razón, es que todavía la tradición no se había establecido con exactitud. Esta prenda se exhibe en el Canterbury Golf Club, en la ciudad de Beachwood, Ohio, pues Picard fue el entrenador profesional del club durante muchos años.

La tradición dicta que el ganador del Torneo de Augusta del año anterior le ponga la chaqueta al ganador actual al final del torneo. Cuando en 1966, Jack Nicklaus se convirtió en el primer jugador en ganar en años consecutivos, fue él mismo, quien se puso la chaqueta.

Mientras que en tiempos más recientes con Nick Faldo en 1990 y más recientemente en el 2002 Tiger Woods en 2002 lograron revalidar el título como campeones, fue el presidente de Augusta National, el encargado de colocarles la chaqueta.

Una anécdota que nos puede recordar el valor simbólico de la chaqueta verde es que en 2017, una chaqueta verde que se encontró en una tienda de segunda mano en Canadá en 1994 se vendió en una subasta por 139,000.dólares americanos.

Otros premios que se otorgan en Augusta

Además existen varios premios otorgados a los jugadores que realizan hazañas excepcionales durante el torneo. Por ejemplo: El jugador que obtiene la puntuación más baja diaria recibe un jarrón de cristal. Por otro lado, los jugadores que consiguen un hoyo en uno, o un eagle doble se les regala un tazón de cristal grande. Por cada eagle que hace un jugador recibe un par de copas de cristal.

Además de la chaqueta verde, los ganadores del torneo reciben una medalla de oro y una replica de la casa club en plata maciza.