BRYSON DECHAMBEAU LA LLEGADA DE UN NUEVO TIPO DE GOLFISTA

La llegada de un nuevo tipo de golfista parece un hecho consumado. Y el primer ejemplo de esto, es el jugador PGA Bryson DeChambeau. El ganador del Rocket Mortgage Classic de este año está confirmando que su apuesta por convertirse en un jugador más corpulento está dando sus frutos.

Músculos en el Golf

Fuera de los esfuerzos del Tour para hacer frente a una pandemia, DeChambeau ha sido la historia más importante en el deporte del golf desde que se reanudó la competición el mes pasado. Se han dedicado horas de programación, entrevistas y comentarios a su transformación física y estrategia para llegar a ser el número uno de este deporte.

Como ya sabemos en el último año, y sobre todo en los últimos 3 meses, DeChambeau ha ganado mucho músculo. Su estrategia es por un lado recibir toda la información y datos posibles para calcular mejor sus golpes. Por otro lado, una importante ganancia muscular para conseguir un drive de más de 330 metros.

Un Swing heterodoxo

Para comenzar el swing de Bryson es completamente diferente al que estamos acostumbrados. No dobla el brazo izquierdo y sus palos recorren el mismo plano. Los propios palos son todos de la misma altura. Para el golfista, la física y las dinámicas de la mecánica del golf bien entendidas tienen un efecto muy importante en nuestro deporte.

Él es consciente de que si su swing funciona y los números lo demuestran, no hay problema en que no sea ortodoxo.

La ganancia muscular de alrededor de 10 kilos en estos 3 meses ha sido notable. Claramente el ejercicio ha surtido efecto y DeChambeau se ha convertido en una “mole” de unos 110 kilos de puro músculo. Algo muy diferente al cuerpo del golfista promedio que suele ser delgado y pesar de 70 a 80 kilos.

El golfista ha declarado que por la la mañana juega al golf todos los días y que por las tardes entrena. El golfista ha estado entrenando de la mano de  Greg Roskopf  un especialista en Técnicas de Activación Muscular o Muscle Activation Techniques. Estas técnicas difieren de otro tipo de entrenamiento al enfocarse en el desarrollo de la fuerza a través de la movilidad. Es decir, en llegada de un nuevo tipo de golfista no sólo se busca fuerza bruta, sino elasticidad para tener precisión en el golpe.

Así en los últimos meses, el golfista se ha centrado en ejercicios como rotación del tronco, flexión del tronco, flexión de la pierna, extensión de la espalda y abdominales laterales para reforzar los oblicuos.

Los resultados parecen estar llegando

La participación de Bryson en el Tour PGA post Covid-10 ha sido notable. De los 4 torneos que ha jugado, ha obtenido 1 victoria y 3 buenas posiciones.

Comenzó siendo tercero en el Charles Schwab Challenge, después logró un octavo lugar en el RBC Heritage. En el Travelers Championship quedó sexto. Y en el Rocket Mortgage Classic firmó un total de -23.

En el Rocket Mortgage pudimos ver su estrategia en acción en el séptimo hoyo par 5. Salió con un cañonazo de 366 metrs que dejó la bola en medio de la calle. A partir de ahí, utilizó un hierro 8 para llegar a green, y dos putts para lograr de forma conservadora un birdie. Un brillante ejemplo de su estrategia llevada a la realidad del campo.

Ser el Casino para ganar siempre

Gran parte de la mentalidad ganadora del golfista deriva de su filosofía. Para DeChambeau la forma de ganar es no dejar nada al azar, así como sucede en los casinos, que la banca siempre acabe ganando.

Por ello, el golfista es muy análitico con su juego y también con los factores ambientales. Al mismo tiempo que trabaja en las probabilidades de triunfo, va acoplando su estilo de juego a cada hoyo del campo de golf, maximizando los hoyos largos y difíciles.

El jugador declaró: “Creo que lo más importante es que le he mostrado a la gente que hay otra forma de hacerlo, y que habrá otras personas tratando de hacerlo de esa manera”.

Veremos si el tiempo y los resultados le dan la razón, y a corto plazo veremos la llegada de un nuevo tipo de golfista en nuestros campos.