MEJORA TU JUEGO EN LOS BUNKERS

Las odiados bunkers suelen ser un fastidio. Pero normalmente no practicamos suficiente como salir de ellos. Con Golf Hoyo a Hoyo puedes aprender a cómo salir con facilidad de los bunkers.

Para mejorar el juego en los bunkers tenemos que tener en cuenta varias cosas. Las más importantes son la postura, y el palo.

Para comenzar, la postura tiene que ser cerca de la bola. Muchos jugadores tienden a alejarse demasiado , lo que complica claramente el swing. Después bajamos un poco nuestras rodillas y ponemos nuestro peso del lado izquierdo.

Hay que recordar que el palo es una palanca y en este caso, a diferencia de un drive, no necesitamos imponerle mucha fuerza. Técnica y el ángulo del palo son los elementos que más nos van ayudar. Por un lado, elevamos nuestro sand wedge un poco más arriba de nuestra cintura y ajustamos para que el golpe sea contra la bola.

Cuando se prepare para un tiro de bunker hacia el green, no olvide que debe pararse con los pies un poco más anchos de lo normal. Algo de flexión en las rodillas y el peso favoreciendo su pie delantero. Y cuando haces swing, tienes que permanecer en esta configuración. Eso te mantiene en posición de golpear la arena a unos o tres centimetros detrás de la pelota. La mejor parte de salir de un bunker es que no es necesario ser preciso para obtener un buen resultado.

Por supuesto que vamos a golpegar con la arena. Hay que acabar el golpe hacia abajo pero si nos llevamos una gran cantidad de arena significa que hemos comenzado demasiado lejos y demasiado alto.

Practique en el bunker muchas veces

La mejor manera de salir de un bunker es practicarlo mucho. Tira varias bolas en el bunker y trata de sacarlas. Entrenando una y otra vez, vas a poder recrearte de muchas de las posibles jugadas que se presenten y así dominar todas las posibles variables. Simular lo que acontece en el transcurso de un partido, nos lleva a estar por encima de posibles sorpresas.

Por ejemplo Justin Thomas explica su técnica. Abanicar el palo de par en par en el backswing y mantener la cara del palo apuntando hacia el cielo durante el impacto.

El golpe debe sentirse como si estuviera golpeando la arena con la parte trasera del palo detrás de la bola.

¿Son importantes los palos que usas para salir de un bunker?

En cuanto a la selección de palos, sabemos que la mayoría de los aficionados usan solo un palo en la arena. Pero dependiendo de la posición y de qué tan lejos necesite golpear la bola tendremos que elegir entre diferentes palos. Por ejemplo, para golpes cortos, se puede usar un wedge con bastante rebote (por lo menos de 10 grados) Para arena más compacta o golpes más largos, un wedge con menos rebote y el ángulo puede ser una mejor opción.

Por último, un pequeño truco para saber que tal estamos haciendo nuestro swing. Si nuestro pecho al finalizar el golpe acaba muy hacia arriba, lo estamos haciendo mal. Esto significa que balanceamos demasiado los brazos y que hay mucha fuerza inercial que sale a través del pecho.

Si por el contrario, el pecho está mirando hacia el agujero el swing ha sido ejecutado correctamente. La razón de esto es que tienes que balancear los brazos de lado a lado. El golpe requiere más destreza que fuerza.

Si tu pecho quedó demasiado arriba el golpe no fue bueno

Hay que tener en cuenta que los objetivos que buscamos con los golpes para salir de los bunkers es, por un lado, volver al green. Por otro, que la pelota llegue de forma controlada y lo más cerca del hoyo que se pueda. Esta es la razón de porqué es tan importante la elección del palo y entrenar esta técnica.